Compartir
 

Conservación de la leche materna

Conservación de la leche materna

Publicado por en Consejos y Cuidados el 21/06/2016.

El dilema dar el pecho o trabajar.

Si no quieres renunciar a continuar con la lactancia materna pero no tienes la posibilidad de estar todo el día con tu bebé existe una solución, la extracción y conservación de la leche materna. Si optas por esta alternativa necesitarás un extractor de leche y diversos recipientes aptos para su almacenaje. Ahora solo te queda recodar una serie de pasos. Es imprescindible que refrigeres la leche en un recipiente hermético y, si no vas a utilizarlo hasta 24 horas después de su extracción, es mejor que la guardes en el congelador.

 


 

  • ¡Muy importante! Almacenar la leche en volúmenes pequeños (máximo 100 ml), etiqueta siempre los recipientes con la fecha de la extracción y utilizarlos en función de ésta.
  • Debes guardarla en la parte final del frigorífico o el congelador, ya que, al abrir la puerta, puedes sufrir cambios de temperatura.
  • Los envases de congelación más recomendables son los de cristal, policarbonato, polipropileno o las bolsas de plástico especializadas.
  • Para descongelar la leche puedes colocarla en el refrigerador y dejarla durante 24 horas o puedes sostener el recipiente de leche bajo agua tibia, a unos 37 grados.
  • Una vez descongelada solo puedes guardarla en la nevera un máximo de 12 horas y nunca volverla a congelar.
  • Limpia los recipientes con agua caliente y jabón, acláralos muy bien y sécalos antes de cada uso.
  • Consulta cualquier duda con tu pediatra o matrona.